ALOUDA

La Asociación ALOUDA de amigos del Pueblo Saharaui del Altoaragón, preocupada con la situación en la atención a la discapacidad y las necesidades de los centros específicos en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia), decidió por allá el 2012 dedicar parte de sus esfuerzos en la atención de esta población y sus problemas, tan poco visibilizados en el marco de la global injusticia con el pueblo saharaui.

Fue en el año 2013 en el que, aprovechando el programa de «Vacaciones en Paz» un grupo de niños saharauis del Centro de Smara, con sus monitores, viajó hasta Huesca y pasó un estupendo verano acogidos por ALOUDA en colaboración con la Coordinadora de Asociaciones de Discapacidad –CADIS Huesca–, en una primera experiencia que provocó en la Asociación una intensa toma de conciencia y la decidida voluntad de seguir trabajando en proyectos con los Centros de personas con discapacidad saharauis, como así ha sido hasta esta fecha, y en la sensibilización de la población española sobre la existencia y necesidades de estos «invisibles al cuadrado».

En octubre de 2015, esa decisión de ALOUDA tomó forma con la dirección y financiación de un viaje a los campamentos de refugiados al que se incorpora la fotógrafa profesional, Esther Naval, para llevar a cabo el proyecto de sensibilización Invisibles.

El proyecto, que sobre todo pretende el remover las conciencias, está compuesto por la exposición fotográfica de Esther Naval, paneles informativos sobre la historia y el conflicto, más un libro fotográfico acompañado de breves textos del escritor Gonzalo Moure. Recientemente se ha completado con un video sobre la estancia de los niños saharauis en el Altoaragón, en colaboración con CADIS, producido por Nómadas Producciones Audiovisuales.

Quiere dar visibilidad a aquellas personas que voluntariamente trabajan en los centros de educación especial para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias, por su dedicación y amor que brindan a sus alumnos y el cariño con el que visitan a aquellos que no pueden acudir a sus aulas por estar muy alejados y sus problemas de movilidad.

Dar visibilidad a las personas que sin ningún tipo de ayuda extra sobreviven en el exilio con su enfermedad, sin poder masticar los pocos alimentos que pueden adquirir, sin poder moverse más allá de sus jaimas por el terreno arenoso y pedregoso. Dar visibilidad a un conflicto que se eterniza y en el que la justicia y el derecho son despreciados y sustituidos por la ley del más fuerte y la vulneración de los derechos humanos, sin que España asuma sus responsabilidades, mientras se silencia en los medios de comunicación y los libros de texto. Dar visibilidad a la labor desinteresada de la población civil, a través de tantas personas y asociaciones de amigos del pueblo saharaui, y comprobar con esperanza todo lo que se puede hacer desde la buena voluntad y la negación de la impotencia.

Para que dejen de ser historias invisibles en un conflicto invisible, para que dejen de ser invisibles.

Descargar invitación.

Descargar folleto.